Fluor Kin Infantil Pasta Dentifrica Fresa 100 Ml. Comprar a precio online

Nota: La foto es orientativa y puede no coincidir exactamente con el producto real (tamaño, color, forma, modelo ...). El nombre del producto y la descripción siempre tienen prioridad sobre la foto. Si quieres un modelo concreto exacto o tienes alguna duda, contacta con nosotros para confirmarlo.

Fluor Kin Infantil Pasta Dentifrica Fresa 100 Ml

Kin
CN304535
Últimas unidades en stock
4,50 € 5,00 € -10%
Impuestos incluidos
Prevención de la caries para niños de 2 a 6 años.

Gastos de envío gratis Gastos de envío gratis desde 89€
Pago Seguro Pago Seguro
Atención al cliente Atención al cliente por expertos farmacéuticos

FUNCIÓN

Prevención de la caries para niños de 2 a 6 años.

MODO DE EMPLEO

Cepillarse los dientes 2 veces/día durante 2 ó 3 minutos, después de las comidas y sobre todo, antes de acostarse.
El cepillado correcto lleva al menos dos minutos.
Para cepillarse correctamente los dientes, use movimientos cortos y suaves, prestando especial atención a la línea de la encía, los dientes posteriores de difícil acceso y las zonas alrededor de obturaciones, coronas y otras reparaciones.
Concéntrese en limpiar bien cada sección de la siguiente manera:
- Limpie las superficies externas de los dientes superiores y luego las de los dientes inferiores.
- Limpie las superficies internas de los dientes superiores y luego las de los dientes inferiores.
- Limpie las superficies de masticación.
- Para tener un aliento más fresco, no olvide cepillarse también la lengua.
- Incline el cepillo a un ángulo de 45° contra el borde de la encía y deslice el cepillo alejándose de ese mismo borde y hacia adelante.
- Cepille suavemente el exterior e interior y la superficie de masticación de cada diente con movimientos cortos hacia atrás.
- Cepille suavemente la lengua para eliminar las bacterias y refrescar el aliento.
Debe reemplazar su cepillo dental cuando muestre señales de desgaste o cada tres meses.
También es importante cambiar los cepillos dentales después de un resfriado, puesto que las cerdas acumulan gérmenes que pueden provocar una nueva infección.